207 veces visto

El gremio caficultor se reunió en Bogotá en su Congreso Nacional Cafetero para trazar la ruta que ejecutará durante el 2024.

Culminó la versión 92 del Congreso Nacional de Cafeteros

Bogotá, 3 de diciembre de 2023 (Prensa FNC) – En un ambiente de unión y armonía entre el gremio cafetero y el Gobierno Nacional, concluyó el 92 Congreso Cafetero. ´Escuchamos, hacemos, transformamos’, fue el lema que utilizó el gerente general de Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Germán Bahamón Jaramillo, durante el evento realizado en la sede de la FNC en Bogotá, en donde se vivió la democracia cafetera en pleno, trazando la ruta de transformación para el año 2024, que beneficiará a las más de 548 mil familias cafeteras colombianas.

Durante el cierre, su presidente, Elías Alberto Mejía Henao, afirmó que es preciso un PIC, Programa de Ingreso al Caficultor: “pienso que es necesario y en el discurso de instalación se lo dije al ministro de Hacienda y ahora se lo acabo de decir al señor director nacional de Planeación, que no había escuchado unas cifras que yo manejo, por ejemplo, en los últimos 10 años, sin contar el 2023, produjimos más de setecientos millones de arrobas de café, la recolección de ese café, promediándola en 30 mil pesos, da 23 billones de pesos, que hemos repartido de nuestro propio bolsillo en municipios, en 600 municipios del país, contratando la mano de obra no calificada. Y cifras, para demostrar, ese café vendido al exterior fue del orden de 77 billones de pesos, o sea que solamente en recolección y en las regalías que vienen del exterior podemos sumar más de 100 billones de pesos, pero eso gracias a que el Gobierno participó, entonces la idea es, Gobierno no teman, ayúdenos que nosotros multiplicaos la ayuda a la N potencia”.

Al final del evento, diferentes líderes cafeteros respaldaron la gestión de la nueva gerencia de Germán Bahamón Jaramillo y conmovieron al auditorio, como es el caso de Ramón Domingo García Granados, caficultor del Cesar, quién se atrevió a contar su historia de vida como una manera de agradecimiento: “debo de ser sincero para decirlo sin rodeos, salí del monte derechito al Comité Departamental de Cafeteros de Cesar, Guajira y en ese primer periodo se me cumplió una especie de tripleta: mi primer congreso cafetero, mi primera venida a Bogotá y mi primera montada en avión. Que honor señores Congresistas ser líder cafetero”. Con este discurso terminó este nuevo líder, quién dejó la coca y encontró en el café una nueva oportunidad, en la agremiación un lugar digno de trabajo y un proyecto de vida.