2658 veces visto

Con la capacitación en “Buenas prácticas de manufactura en el manejo de la poscosecha del café”

Continúa formación para 900 caficultores beneficiarios del proyecto de Regalías para la calidad del café

  • El proyecto “Desarrollo Experimental para la Competitividad del Sector Cafetero del Departamento del Quindío” es posible gracias a recursos del fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Sistema General de Regalías y a la unión de esfuerzos entre la Gobernación del Quindío, entidad ejecutora; Universidad del Quindío, Cenicafé, Comité de Cafeteros del Quindío, entidad operadora, y Cooperativa de Caficultores del Quindío.
  • El ciclo de capacitaciones para los caficultores que participan en la iniciativa le apunta a alcanzar el objetivo de la investigación científica: mejorar la calidad sensorial del café quindiano, para así hacer más competitivo el sector cafetero.
  • Las reuniones están a cargo de los promotores de desarrollo rural del proyecto y son apoyadas por el Servicio de Extensión Rural del Comité de Cafeteros del Quindío.

Armenia, julio 28 de 2022 – Partiendo de la premisa de que conocer y entender cada una de las etapas del beneficio del café conduce a un proceso de escalonamiento en el mejoramiento de la calidad del grano, inició la segunda capacitación del ciclo de formación adelantado como parte del proyecto “Desarrollo Experimental para la Competitividad del Sector Cafetero del Departamento del Quindío”, con los 900 caficultores beneficiarios de la iniciativa.

En esta oportunidad los cafeteros son capacitados por sus promotores de desarrollo rural, con el apoyo del Servicio de Extensión Rural, en “Buenas prácticas de manufactura en el manejo de la poscosecha del café”, espacio de aprendizaje en el que se hace énfasis en las etapas del beneficio y el monitoreo de la calidad en momentos clave del proceso.

Adicionalmente, cada caficultor recibe un kit conformado por 5 cocos recolectores con lengüeta, 1 arnés tipo SERCOR, 1 Mediverdes, 1 Cromacafé, 1 Fermaestro, 1 Paleta Agitadora, 1 Rastrillo y 1 método Gravimet, elementos de los cuales se presenta una descripción, la explicación de su manejo y ventajas de su utilización para garantizar la calidad del grano.

“Implementar herramientas de monitoreo en cada uno de los estados del café (cereza, baba, lavado y seco) permite obtener información para determinar acciones correctivas y mejorar en el aseguramiento de la calidad, y de esta manera producir cafés con tazas limpias y diferenciadas, con los cuales competir en mercados especializados”, expresó Julián Mauricio Chacón Castro, coordinador del programa de Beneficio en el Comité de Cafeteros del Quindío.

Otros espacios del ciclo de capacitación serán las giras técnicas denominadas “Relación de la calidad en taza con la implementación de buenas prácticas en el café” e “Incorporación de prácticas de nivelación en procesos de poscosecha para el mejoramiento de la calidad del café”, al igual que el Día de Campo “De la cereza a la taza”.