3838 veces visto

Para fortalecer el conocimiento de la relación que existe entre los procesos poscosecha y la calidad del café en taza

900 caficultores del Quindío participan en días de campo y en capacitaciones en introducción a la catación 

  • Los 900 caficultores capacitados son beneficiarios del proyecto de ciencia, tecnología e innovación para la calidad del café “Desarrollo Experimental para la Competitividad del Sector Cafetero del Departamento del Quindío”, cuyo objetivo es identificar los factores que pueden mejorar la calidad sensorial del café del Quindío.
  • De la iniciativa hacen parte la Gobernación del Quindío, entidad ejecutora; Comité de Cafeteros del Quindío, entidad operadora; Cenicafé, Universidad del Quindío y Cooperativa de Caficultores del Quindío, y es financiada con aportes de estas entidades cooperantes y recursos del fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Sistema General de Regalías.

Armenia, marzo 8 de 2023El conocimiento es el principal resultado del proyecto de ciencia, tecnología e innovación para la calidad del café “Desarrollo Experimental para la Competitividad del Sector Cafetero del Departamento del Quindío”. Es por esto que continúa la formación con los 900 caficultores beneficiarios de la iniciativa, en días de campo sobre las siete prácticas de la poscosecha y su incidencia en la calidad del café en taza, y en capacitaciones en catación en las que es posible apreciar y valorar la importancia de obtener un excelente producto, que refleje buenos procesos en el cultivo y beneficio del grano.  

Considerando que 11 de los 14 defectos del café se producen en la poscosecha, en los días de campo desarrollados se ahonda en prácticas como asegurar la calidad del café en la recolección; procesar separadamente cada tanda de café; descartar los granos y frutos de menor calidad (clasificación por lotes); calibrar, limpiar y mantener en buen estado los equipos; fermentar el mucílago del café; lavar muy bien el café, con agua limpia, para retirar el mucílago, y secar el café hasta obtener una humedad del 10% al 12%.

De otro lado, el objetivo principal de la capacitación en catación es aprender a valorar el producto por su calidad, identificar defectos y su incidencia en taza. Además, las sesiones incluyen análisis físico del pergamino y análisis sensorial.

Los beneficiarios capacitados se convierten en divulgadores de lo aprendido con otros caficultores y actores de la cadena de valor, multiplicando los resultados de estas actividades, lo que permitirá que un número importante de caficultores implementen los protocolos de poscosecha, comprendiendo cada eslabón de la cadena, su importancia en la calidad final del producto y en los ingresos que reciben por la actividad cafetera.

José Martín Vásquez Arenas, director ejecutivo del Comité de Cafeteros del Quindío, destacó el completo ciclo de formación al que han accedido cafeteros, hombres, mujeres y jóvenes, a través de esta iniciativa de investigación científica. “Tener el conocimiento y la información hace la diferencia y empodera a los beneficiarios. La entrega de equipos y herramientas, acompañada de educación, hace la diferencia en el logro de los objetivos planteados para el mejoramiento de la calidad del café quindiano”, expresó el directivo.   

La última actividad programada en el ciclo de formación para los 900 beneficiarios del proyecto es la gira técnica denominada “Incorporación de prácticas de nivelación en procesos de poscosecha para el mejoramiento de la calidad del café”.