2330 veces visto

Para promover el empalme generacional en la caficultura y la aplicación de buenas prácticas de poscosecha que garanticen la calidad del café

200 jóvenes cafeteros inician ciclo de capacitación en la cadena productiva del café 

  • El proyecto “Desarrollo Experimental para la Competitividad del Sector Cafetero del Departamento del Quindío” cuenta con una inversión de $10.808 millones, recursos del Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Sistema General de Regalías.
  • Los jóvenes cafeteros quindianos, beneficiarios de la iniciativa de investigación científica, iniciaron su ciclo de formación con la capacitación denominada «Formación y fortalecimiento en asociatividad».
  • La interiorización y repetición de las buenas prácticas de poscosecha del café a través del tiempo, permite sostener la calidad y aumentar la competitividad en el mercado.

Armenia, agosto 12 de 2022 – 200 jóvenes cafeteros del Quindío, beneficiarios del proyecto de regalías para la calidad del café, denominado “Desarrollo Experimental para la Competitividad del Sector Cafetero del Departamento del Quindío”, comenzaron el ciclo de capacitación que contempla la iniciativa de investigación científica, con el fin de promover el empalme generacional en la caficultura y la aplicación de buenas prácticas de poscosecha que garanticen la calidad del grano a través del tiempo.

Así, estos jóvenes adquieren las competencias técnicas y habilidades para el aseguramiento de la calidad, especialmente en la poscosecha, que inicia desde una excelente recolección y finaliza alcanzando el punto óptimo del secado. “Con el propósito de obtener un mayor impacto, el proyecto tiene como estrategia de multiplicación del conocimiento la capacitación en la cadena productiva del café a 200 jóvenes y 300 mujeres cafeteras, abordando aspectos técnicos enmarcados en el desarrollo de la caficultura en el departamento”, explicó Julián Mauricio Chacón Castro, coordinador del programa de Beneficio en el Comité de Cafeteros del Quindío.

El director ejecutivo del Comité de Cafeteros del Quindío, José Martín Vásquez Arenas, expresó, por su parte, que “cada vez son más los jóvenes que sueñan con desarrollarse personal y profesionalmente en la cadena de valor del café, pues descubren que el sector cafetero es rentable, reconocido mundialmente y con un amplio campo de acción, que no se resume únicamente a las labores de la finca y del cultivo”.

Este el caso de Sara Lucía Gutiérrez Cadavid, joven caficultora de Buenavista; los hermanos José Nicolás, David Leonardo y Manuela Torres Gaviria, emprendedores de la tienda de café “Fonda Tinto y Guaro”, y Jhony Araujo, barista en la empresa quindiana Jesús Martín, invitados especiales a la capacitación «Formación y fortalecimiento en asociatividad», quienes compartieron sus historias y proyecto de vida desde diferentes perspectivas y roles.

Un ciclo de capacitación como el que iniciaron estos jóvenes busca, además, que su enfoque en la cadena sea la calidad y sostenibilidad. Igualmente, son espacios para compartir experiencias y aprendizajes, dándose el trabajo colaborativo y la unión de saberes.

La formación continuará con capacitaciones en emprenderismo y comercialización, buenas prácticas en poscosecha en la finca cafetera, un día de campo acerca de la recuperación del empalme generacional en la caficultura y una gira de 5 días a la Fundación Manuel Mejía, en la cual, entre otros, se aportará a la comprensión del café como una actividad que puede convertirse en un proyecto de vida al cual se puede contribuir desde diversas áreas del conocimiento.