563 veces visto

Del 15 al 20 de noviembre, como parte del componente de fortalecimiento de competencias del proyecto “Desarrollo Experimental para la Competitividad del Sector Cafetero del Departamento del Quindío”

18 beneficiarios realizan el curso Q – Grader en evaluación sensorial de café en el Centro de Análisis y Catación de Café El Agrado

 

  • Los participantes que aprueben todos los contenidos del curso recibirán la certificación más importante a nivel nacional e internacional para un perfilador.
  • Los 18 beneficiarios cuentan con competencias, habilidades y experiencias previas en catación. 8 de ellos aprobaron el curso Q Cupping Essentials realizado el pasado mes de septiembre, también como parte del componente de capacitación especializada del desarrollo experimental.
  • De esta manera se fortalecen las capacidades locales para mejorar la calidad del café desde la semilla hasta la taza, objetivo que persigue esta iniciativa. 

Armenia, 16 de noviembre– Durante 6 días, 18 personas, entre beneficiarios y representantes de las entidades cooperantes del proyecto “Desarrollo Experimental para la Competitividad del Sector Cafetero del Departamento del Quindío” realizarán el curso Q – Grader en evaluación sensorial de café, formación que hace parte de los productos en fortalecimiento de competencias de esta iniciativa de investigación científica.

En el programa los participantes podrán adquirir conocimientos acerca de los componentes que determinan la calidad sensorial en cada uno de sus eslabones, incluidos los procesos poscosecha hasta el producto final, en aras de mejorar la calidad del café quindiano, lo que constituye el objetivo principal del desarrollo experimental.

La certificación Q – Grader, que obtendrán aquellos participantes que aprueben todos los contenidos del programa, es la más importante a nivel nacional e internacional para un perfilador, por lo que contar con más personas certificadas en el departamento, capacitadas para evaluar cafés de alta calidad, permitirá que estas a su vez se conviertan en multiplicadoras de los conocimientos adquiridos en sus comunidades, con el fin de lograr consistencia en los procesos de obtención de cafés diferenciados.

“Mejorar la calidad física del grano y la calidad sensorial de la bebida es fundamental para acceder a los mercados especializados donde se obtienen ingresos superiores y una mayor rentabilidad, generando a su vez capacidades locales para comunicar y aportar a la comprensión de la importancia de la calidad en toda la cadena de distribución del café. De igual manera, las personas formadas continuarán con la labor de perfilación de su café para evaluar la evolución presentada”, explicó José Martín Vásquez Arenas, director ejecutivo del Comité de Cafeteros del Quindío.  

Con el propósito de nivelar los conocimientos, realizar un entrenamiento previo y fortalecer las habilidades, el proyecto dispuso dos jornadas de preparación previas al curso, los pasados 11 y 12 de noviembre, para así alcanzar los resultados esperados, apuntando siempre al cumplimiento de los objetivos del proyecto.